La empresa no permitió el ingreso de los trabajadores a la planta, incumpliendo la medida cautelar impuesta por la Justicia Laboral.

 



A pesar de la medida cautelar emitida por la Justicia Laboral de Junín que obliga a reincorporar a los 21 trabajadores del Mendicrim, Alimentos Refrigerados SA incumplió con la ley. Pasadas las 6 de la mañana de este lunes, los operarios se dirigieron hasta el establecimiento ubicado en la localidad de Arenaza y allí las autoridades de ARSA, encabezados por el Jefe de Operaciones Industriales Mauricio Sarnicola y el responsable de Recursos Humanos Oreste Vicente comunicaron la decisión de la empresa de no permitir el ingreso al lugar. En tanto, por no cumplir con la justicia y a pesar del fallo en contra, la empresa del Grupo Vicentin será denunciada penalmente en las próximas horas.